BUSCAR : o y
 

Riesgos

La placa ateromatosa

Cuando las placas ateromatosas se hacen muy voluminosas, las placas ateromatosas conllevan riesgos :

A - Ruptura de la capa íntima

La capa íntima (pared interna de la arteria que impide la formación de coágulos) se puede romper. Al contacto con la placa, se forman entonces coágulos que se sueltan y son llevados por la corriente sanguínea hasta una arteria cerebral en la que se bloquean (embolia cerebral), lo que provoca la destrucción de las neuronas irrigadas por esta arteria (infarto cerebral) (fig.1 y 2).

Fig.1 :
Sección de una placa ateromatosa con coágulos formados en contacto con su pared. Estos coágulos se pueden desprender y emigrar hacia el cerebro
Fragmentos de coagulo
que emigran hacia el cerebro.
Coágulos que adhieren a la
pared (trombosis mural).
Placa ateromatosa
Fig.2 :
Infarto cerebral debido a una embolia de origen carotídea
infarto cerebral
Arteria oclusa
(taponada)
Coagulo bloqueado en
una arteria cerebral
Ulceración de
donde partió el coagulo

B - Necrosis de la placa ateromatosa

Si la placa ateromatosa es necrótica (licuefacción) y si aquella bolsa de necrosis se rompe dentro de la luz de una arteria, la corriente sanguínea se lleva los residuos necróticos hacia las arterias cerebrales (fig.3, 4 y 5) con las mismas consecuencias que en el caso anterior (fig.2).

Fig.3 :
Placa ateromatosa con necrosis
Necrosis
Placa ateromatosa
Fig.4 :
Placa ateromatosa con necrosis ulcerada
Necrosis
Placa ateromatosa
Fig.5 :
Emigración de un fragmento de placa con necrosis
Fragmento de
necrosis que
emigran hacia
el cerebro
Placa
ateromatosa

C - Flujo sanguíneo insuficiente

Si la estenosis (estrechamiento) de la carótida es tan importante que no queda bastante sangre, y por lo tanto oxígeno, para llegar al cerebro, tiene lugar una parada del funcionamiento de las neuronas de algunas áreas del cerebro o peor aún, su destrucción (infarto cerebral) (fig.6).

Fig.6 :
Infarto cerebral debido a un estrechamiento
Infarto cerebral
Flujo sanguíneo
insuficiente
Placa ateromatosa que
impide el paso de una
cantidad de
sangre suficiente

D - Trombosis de la carótida y de las arterias cerebrales

Cuando la estenosis (estrechamiento) llega a ocluir la carótida (carótida enteramente taponada), esta oclusión puede extenderse hasta las arterias cerebrales y ocluirlas, de forma a destruir, también en este caso, las neuronas afectadas (fig.7).

Fig.7 :
Infarto cerebral debido a una placa oclusiva
Infarto cerebral
Sangre coagulada
(trombosis)
Placa ateromatosa
que impide el paso
de la sangre
(placa oclusiva)

Imprimir : Imprimir página